sábado, 26 de julio de 2008

Se desarrolló un nuevo método conductista: La Heladoterapia®.


Por Manuel Golozo

Efectividad comprobada científicamente.
El 80% de los pacientes tratados con el nuevo método del helado de vainilla sintieron una mejoría del 48% y una disminución considerable en sus síntomas.

Las personas se angustian por una suma de elementos negativos en su vida, elementos angustiantes. Éstos pueden compensarse por elementos positivos, gratificantes y el helado de vainilla es muy gratificante.

La estudiante de 23 años Maria Vitro, después de haber perdido el brazo derecho en un accidente ferroviario al recibir su helado, dijo “Muchas gracias” y cambio su cara por una sonrisa.

Pero los avances en el campo de la heladoterapia® no se han alcanzado sin contratiempos ni reveses. Tal es el caso del helado de frutilla. Científicos de la Universidad Nacional de Hanover, pudieron constatar un claro proceso de degradación psíquica y deterioro corporal en aquellos individuos que consumieron más de 8 litros de helado de frutilla por día. El experimento se llevó a cabo con 20 voluntarios, que durante un período de 6 meses ingirieron entre 6 y 10 litros de helado de frutilla diariamente: “Creemos que es el PH más ácido de la frutilla, el que conduce a los sujetos a éste estado lamentable” Afirmó el doctor Otto Heisinberg, director de la investigación.

Los sujetos aumentaron en promedio un 244% de su peso original. Los síntomas psíquico-físicos que se revelaron como los más usuales, son una alta excitación mental, sudoración, hiperactividad, brainfreezing, verborrea, afasia, ataraxia, agnosia, y finalmente, la muerte. “Habrá que seguir experimentando. El campo de los gelattos es sin lugar a dudas un fértil terreno para la investigación psicológica. La escuela conductista alemana ve en la heladoterapia® el método curativo del futuro. Habrá que probar con otros gustos…”.
Actualmente el equipo del doctor Heisinberg se encuentra realizando diversas investigaciones con helados de chocolate, pistache y marroc, al mismo tiempo que tramita con el Dr Cormillot un negociado millonario fruto del cual podrían usarse helados bajas calorías.

Aunque los científicos creen que este nuevo método podrá ser la cura definitiva al síndrome de ansiedad post traumática (SAPT), el síndrome obsesivo compulsivo, el mal de chagas, la fiebre tifoidea y el virus de HIV, algunos psicoanalistas, sin embargo, se muestran pesimistas. El conocido psicoanalista brasilero Nâorberto Massuco-no-Abacaxi opinó que “(…) entonces un obsesivo le va a ver al helado de vainilla restos del de chocolate… y una histérica no va a chupar nada que pueda mostrarse como un posible subrogado del pene... El método no tiene futuro con neuróticos graves”.
Lo cierto es que si usted es uno de esos con el helado aplastado en la frente, y además no le cabe una terapia larga para resolverlo… ¿por qué no prueba con la Heladoterapia®?

6 comentarios:

Mariana dijo...

Donde me anoto???? jajaja

Anónimo dijo...

GORDA PUTA! NADA MAS HABLAN DE COMERLA Y YA SE TE HACE AGUA LA BOCA...

mariana dijo...

me parece que el que anda pensando en comerla es otro... uno proyecta sus deseos...

Anónimo dijo...

PROYECTAR??? ADEMAS DE GORDA PUTA TENIA Q SER PSICOLOGA... AHHHH! AHORA LO ENTIENDO!

Anónimo dijo...

vos te crees muy hombre insultando a las mujeres?... por que no firmas con tu nombre? sos un macho con "m" de mamá. pobre maricon reprimido...

Anónimo dijo...

Gordo vos, manicerooo, comprate un agrandador peneano!